La Mancomunidad Turística del Maestrazgo comprende en la actualidad 55 municipios de las provincias de Castellón y Teruel; todos ellos son municipios del interior que basan su economía, salvo pocas excepciones, en las rentas agrícolas y ganaderas.
Los núcleos de población del Maestrazgo turístico son pequeños siendo su paisaje agreste, muchas veces atormentado, con fuertes desniveles, sierras, barrancos, ríos, parameras, etc. Aquí los bosques de encinas y pinos se suceden con áreas de cultivos cerealísticos que en la actualidad sólo se mantienen en los espacios amplios donde la mecanización es posible, abandonándose los antiguos "bancales" que subían las montañas manteniendo la escasa tierra por ribazos creando un paisaje particular y una auténtica arquitectura de piedra en seco. Estos ribazos, junto con las originales "casetas de pastor" aunque definen el paisaje de una gran parte del Maestrazgo están unidos a suaves valles donde se cultivan fundamentalmente vides, almendros y olivos.
Al mismo tiempo las fuentes y los cursos de agua que mantienen su corriente durante el estío riegan pequeñas huertas que ofrecen sus productos para el consumo propio mientras que en sus riberas verdean los chopos, olmos, álamos y otras especies que necesitan del frescor de las limpias aguas para su subsistencia.
No obstante el Maestrazgo turístico ofrece lugares con especies poco comunes en latitudes tan meridionales, así nos podemos encontrar con el hayedo más meridional de Europa (en la zona de la Tinença de Benifassà), o con el pino negro o el pino laricio, especies que por el microclima creado, tanto por las corrientes de aire como por la altura de sus montañas, los hacen especialmente interesantes para los amantes de la naturaleza.
Todos estos bosques y parameras poseen además una extensa serie de plantas aromáticas (tomillo, romero, espliego, menta, díctamo blanco, etc.), medicinales (poleo, té de roca, manzanilla, ajedrea, etc.), así como de setas y trufas que luego aderezarán el rico recetario gastronómico de la zona o formarán parte de una extensa carta de licores.
Junto a este amplio abanico de especies ofrecido por la vegetación, la fauna del Maestrazgo turístico no le anda a la zaga, especies como la Capra Hispánica (la Reserva de los Puertos de Beceite está formada en gran parte por tierras de los municipios que componen la Mancomunidad), muflón, gato montés, nutria, garduña, zorro, gineta, azor, águila perdicera, gavilán, autillo, mochuelo, buitre, etc., son en mayor o menor medida habitantes de estas tierras; a ellas se unen especies que como la perdiz, codorniz, liebre, conejo, jabalí, trucha, siluro, etc., pueden ser cazadas o pescadas en los cotos de los municipios de Maestrazgo turístico.
Por otra parte la presencia humana en esta zona viene de lejos, prueba de ello son los restos humanos hallados en Molinos (Teruel) que son, hasta la fecha, los más antiguos encontrados en Aragón, datados en los últimos estadios del Pleistoceno Superior hace 25.000 años. Más cercanas en el tiempo son las pinturas rupestres que estos pobladores dejaron impresas en cuevas. El Maestrazgo turístico posee un buen número de las mismas que forman uno de los conjuntos más importantes de España declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (Barranco de la Valltorta - términos de Albocàsser y Tírig -, Barranco Gasulla - Ares del Maestre -, Cueva "dels Rossegadors"- La Pobla de Benifassà -, Barranco de Calapatà - Cretas, Cueva de Val del Charco del Agua Amarga - Alcañiz -, Cuevas de Ladruñán, Morella la Vella - Morella - etc.).
Estos antiguos pobladores dieron paso a la cultura ibérica de la que poseemos yacimientos tan interesantes como el poblado de San Antonio en Calaceite, tras ellos las civilizaciones romana y árabe dominaron estas tierras y dejaron su impronta en las mismas.
Pero es tras la Reconquista, en la Edad Media, cuando el Maestrazgo toma carta de identidad propia, puesto que gran parte de este territorio quedó bajo la jurisdicción de los "maestres" de las Órdenes Militares que lo habían conquistado (Calatrava, Temple, etc.). Tras la desaparición de los Templarios a principios del s. XIV sus tierras pasaron a manos de los Hospitalarios de San Juan en Teruel y a la Orden de Montesa en Castellón.
Más tarde, ya en el s. XIX durante las guerras carlistas, la figura del general rebelde Ramón Cabrera "El Tigre del Maestrazgo" crea la Comandancia General del Maestrazgo la cual incluye tierras que nunca pertenecieron a los maestrazgos de las órdenes militares, tal es el caso de la comarca castellonense de "Els Ports" y de municipios del Bajo Aragón, lo cual ha contribuido al equivoco existente en cuanto al auténtico significado del topónimo Maestrazgo o "Maestrat" en valenciano.
Este esplendoroso pasado histórico forjado por el hombre se ve reflejado en todas estas tierras por un gran número de monumentos y obras de arte para el disfrute de cuantos viajen hasta ellas.
Es a partir del medievo cuando nuestros pueblos van adquiriendo y forjando todo su patrimonio monumental; de esta época son numerosas fortificaciones y bellos ejemplos de arquitectura gótica tanto religiosa como civil; el Renacimiento nos ha dejado, así mismo, un importante legado del que destacamos las casonas y ayuntamientos que se edifican en la zona demostrando el auge económico que en estos momentos existe en estos municipios gracias principalmente al comercio de la lana.
Si en el Renacimiento la arquitectura civil es la más significativa, durante los s. XVII y XVIII coincidiendo con el periodo Barroco, la arquitectura religiosa toma el relevo en la construcción o remodelación de iglesias y de ermitas.
A partir del s. XIX en nuestros municipios ya no se acometen grandes obras que modifiquen sustancialmente su aspecto, lo cual ha permitido que en la actualidad tras un periodo en el que se ha rehabilitado su patrimonio éste puede mostrarse en todo su esplendor.
El rico patrimonio natural y artístico del Maestrazgo turístico se une al carácter sereno y cordial de sus gentes, las cuales a través del tiempo han forjado toda una serie de costumbres y tradiciones que perviven en nuestros días: romerías, peregrinaciones, ferias de ganado, fiestas, etc. conservan su primitivo significado y están arraigadas fuertemente en el acervo popular.
El Maestrazgo turístico, ha detenido el fuerte proceso de despoblación por el que se vio afectado en décadas pasadas, en la actualidad las gentes que habitan estas tierras miran su futuro con más optimismo y han creado iniciativas que pueden paliar en cierto modo los problemas económicos que nuestros pueblos han venido arrastrando.
Uno de los motores de futuro por los que el Maestrazgo apuesta es el turismo, para ello se han creado una serie de infraestructuras que harán al viajero su estancia entre nosotros más agradable. Junto con las antiguas fondas, pensiones y posadas que se han rehabilitado se han creado hoteles, campings, viviendas de turismo rural, restaurantes, etc., además empresas de actividades turísticas (guías de montaña, rutas a caballo, bicicletas de montaña, descensos en canoa, parapente, escalada, etc.), que facilitarán el conocimiento de la naturaleza y los monumentos de los que los habitantes del Maestrazgo turístico se sienten tan orgullosos de poder compartir con todos los viajeros que se acerquen hasta esta tierra.



 
El Maestrazgo es una comarca natural que comprende en la actualidad 55 municipios del interior de las provincias de Castellón y Teruel





Play Stop